jueves, 21 de octubre de 2010

En busca de un frente eleccionario

A seis meses de las próximas elecciones en AMIA, que se realizarán el 10 de abril del año que viene, Avodá de Argentina se encuentra trabajando plenamente con el objetivo de construir consensos. En el último Comité Central de nuestro movimiento, se ha resuelto dar impulso a una amplia convocatoria para la conformación de un frente eleccionario y programático con Instituciones Comunitarias, Movimientos Sionistas y distintos factores que hacen a la vida comunitaria. Para ello se ha designado coordinador a ese efecto al Compañero Arqto. Alberto Bystrowicz.
No dudamos que entre todos, con un programa en común y sin personalismos podremos retomar la conducción de AMIA a partir de las próximas elecciones.

Los rollos del Mar Muerto en la web

Los manuscritos en hebreo más antiguos que se conocen, encontrados en 1947 en las proximidades del Mar Muerto y que tienen más de dos mil años de antigüedad, serán publicados en internet a través de una herramienta interactiva que permitirá a los usuarios reacomodar las piezas de los manuscritos y encontrar nuevos significados de su interpretación. El proyecto está en manos de la Autoridad de Antigüedades de Israel y Google.

Para encontrarlos, simplemente busque en Google
Los rollos del Mar Muerto se podrán ver en Internet


Los denominados rollos del Mar Muerto, los manuscritos en hebreo más antiguos que se conocen, podrán verse en un archivo online gracias a una nueva iniciativa dada a conocer por la Autoridad de Antigüedades de Israel y Google (el video presentado data del año 2009).
El nuevo proyecto acercará a los internautas la posibilidad de poder contemplar los rollos gracias a las últimas tecnologías de filmación de documentos en alta definición.

Encontrados de manera fortuita en 1947 en unas cuevas ubicadas en Qumran, un importante yacimiento arqueológico próximo al Mar Muerto, esos textos en pergamino de 2.000 años de antigüedad contienen fragmentos de todos los libros del Antiguo Testamento, excepto el de Esther, así como varios apócrifos y escrituras de sectas.

Los textos, que fueron encontrados repartidos en más de 30.000 piezas y compilados en los 900 rollos, se encuentran fuertemente custodiados en Jerusalén en un edificio del Museo de Israel con forma de tinaja y que es un refugio nuclear.

Los usuarios de Internet podrán participar en lo que la Autoridad de Antigüedades ha descrito como "el definitivo juego del rompecabezas", gracias al cual tendrán oportunidad de recomponer los rollos juntando piezas e incluso descubrir nuevas formas de leer los textos escritos en hebreo antiguo, erosionados y descoloridos por el correr de los años.

"Estamos marcando un hito histórico al conectar progreso y pasado con el objeto de preservar esta herencia única para futuras generaciones", aseguró en un comunicado la directora general de la Autoridad de Antigüedades, Shuka Dorfman. Los rollos serán fotografiados usando una técnica avanzada empleando once diferentes ondas de luz las que suponen que revelarán letras e inscripciones invisibles a simple vista.

La cámara fabricada para el proyecto tiene un valor estimado en 250 mil dólares. El proceso de documentación comenzará en los próximos tres meses, tras lo cual Google lo subirá al archivo del nuevo sitio web.El proyecto ha sido financiado por las fundaciones Leon Levy, el Fondo Arcadia y el Fondo Hanadiv.


15° aniversario del asesinato de Itzjak Rabin

A quince años –según el calendario hebreo- del asesinato del entonces primer ministro israelí, Itzjak Rabin, comenzaron ya las jornadas por la rememoración del magnicidio y la memoria de quien fuera el responsable de lograr la paz con Jordania. “Yitzhak Rabin no está con nosotros hoy, pero su espíritu y legado continúan guiándonos, y con ellos, la esperanza de que aquí habrá una sociedad equitativa, solidaria y creativa”, aseguró Gaby Ashkenazi, jefe del Ejército israelí.

Rabin/Aniversario. Comenzaron los actos a 15 años del magnicidio


Esta tarde comienza la jornada del 15º aniversario del magnicidio del entonces primer ministro del Estado de Israel, Itzjak Rabin, según el calendario hebreo. “Fue un verdadero combatiente y un hombre de paz”, lo recordó hoy, martes, el ministro de Defensa, Ehud Barak, en una conferencia en Shefayim. En tanto, el jefe del Ejército, Gaby Ashkenazi, aseguró ayer, lunes, en una ceremonia del Foro del Estado Mayor en el Centro Rabin que “su espíritu y legado continúan guiándonos”.


Esta tarde comienza la jornada del 15º aniversario del magnicidio del entonces primer ministro del Estado de Israel, Itzjak Rabin, según el calendario hebreo.

“Fue un verdadero combatiente y un hombre de paz”, lo recordó hoy, martes, el ministro de Defensa, Ehud Barak, en una conferencia en Shefayim.

Para el ex primer ministro es de suma importancia para Israel “allanar el camino” hacia la paz, pero sin poner en peligro la seguridad del país.“No lo hemos olvidado un solo instante, pero todos debemos hacer más para asegurarnos de que los jóvenes de hoy sepan acerca de Rabin y la influencia que tuvo en Israel”, concluyó.

En tanto, el jefe del Ejército, Gaby Ashkenazi, aseguró ayer, lunes, en una ceremonia del Foro del Estado Mayor en el Centro Rabin que “su espíritu y legado continúan guiándonos”.El jefe militar dijo que el Ejército de Defensa de Israel está haciendo grandes esfuerzos para transmitir la historia del asesinato de Rabin porque los soldados actuales sólo tenían 5 años cuando ello sucedió.

“Yitzhak Rabin no está con nosotros hoy, pero su espíritu y legado continúan guiándonos, y con ellos, la esperanza de que aquí habrá una sociedad equitativa, solidaria y creativa”, agregó.“Hoy estamos nuevamente aquí, a sabiendas de que esta antorcha de esperanza está en buenas y seguras manos, en la creencia de que así se mantendrá en el futuro”, finalizó Ashkenazi.Itzjak

Rabin había nacido en Jerusalem, el 1º de marzo de 1922, fue dos veces primer ministro de Israel (1974-1977 y 1992-1995), dos veces titular de Defensa y del Partido Laborista, ex jefe del Ejército y embajador en los Estados Unidos, y premio Nobel de la Paz en 1994.

Rabin, responsable de la firma de los Acuerdos de Oslo con los palestinos, en 1993, y de la paz con Jordania, en 1994, fue asesinado el 4 de noviembre de 1995, al salir de un acto por la paz en Tel Aviv, en la entonces Plaza de los Reyes de Israel, luego rebautizada con su nombre.


En palabras de David Harris

En su paso por Buenos Aires, el director ejecutivo del Comité Judío Norteamericano, David Harris, se entrevistó con la prensa local y expresó sus más sinceros pensamientos sobre la comunidad judía argentina –a la que denominó como “la mejor del mundo”-, la situación del antisemitismo en Latinoamérica, la presencia de Irán a través de Venezuela y el papel de la Triple Frontera para los grupos terroristas de Medio Oriente.



"Continuamos muy preocupados por la Triple Frontera"

El director ejecutivo del influyente Comité Judío Norteamericano afirma que la corrupción sigue permitiendo que grupos locales financien desde allí el terrorismo islámico y asegura que, 16 años después del ataque y sin justicia, los sobrevivientes de la AMIA no pueden aún darle un cierre a la tragedia.

La agenda de David Harris para la Argentina es, cuanto menos, "sensible". O "urticante". Incluye los atentados de 1992 y 1994, la Triple Frontera, Irán, Hugo Chávez, el riesgo latente de un tercer ataque terrorista, antisemitismo, impunidad y otros asuntos de similar calibre, como la polémica interacción de Israel con sus vecinos, aun cuando también evite entrometerse en chisporroteos recientes, como el traspié del ministro de Economía, Amado Boudou, al comparar a dos periodistas con los prisioneros que ayudaban a limpiar las cámaras de gas del nazismo. Vale, también, una aclaración: las alforjas del director ejecutivo del influyente Comité Judío Estadounidense (AJC, en inglés) siempre estuvieron llenas. Incluso desde mucho antes de ocupar ese cargo, al que llegó en 1990. Así fue como, allá por 1974, siendo un muy joven (25 años) y sencillo académico norteamericano que participaba en un intercambio de buena voluntad en plena Guerra Fría, lo deportó la Unión Soviética.

Tras tres días de retención en Moscú por ayudar a los judíos locales, oprimidos por el régimen, Harris terminó en la capital de Finlandia, un gélido día de diciembre. "Como sabrá, en Helsinki los días son muy cortos para esa época del año, pero para mí fue uno de los más soleados de mi vida", recuerda entre risas. Lejos de amedrentarse, su compromiso lo llevó a reincidir -y la KGB lo echó por segunda vez en 1981- y a ampliar sus horizontes -ayudó a salvar a la comunidad judía de Etiopía, en el prólogo de la célebre Operación Moisés de los años 80-. Y quizá porque fue capaz de aquello, no duda ahora en calificar a Chávez de "matón" o reclamar más dureza contra Irán. O, en alusión al atentado contra la AMIA, en remarcar que "Justicia demorada es Justicia denegada".

De visita fugaz por Buenos Aires -vino a recibir el premio "AMIA Bicentenario" otorgado al AJC-, se reunió con líderes de la comunidad judía local, con el ministro de Justicia, Julio Alak, y con la embajada de los Estados Unidos. Tomó nota del panorama local y, fiel al mantra de "diplomacia global" de su organización, combinó elogios y planteos para las autoridades locales. Por eso, durante la entrevista con Enfoques, elogió al fiscal que instruye la investigación sobre el atentado, Alberto Nisman, y el compromiso de Néstor y Cristina Kirchner. Pero también señaló que, tras siete años de gestión, observa promesas cumplidas y otras que continúan siendo "palabras".


-¿Cómo ve hoy la situación de la comunidad judía local?
-Primero, quiero dejar claro que se trata de una de las mejores comunidades judías del mundo. Y lo sé porque he estado aquí diez veces, por lo menos. La primera fue allá por 1984 o 1985, para una conferencia latinoamericana sobre los judíos rusos, a la que fui invitado junto a Jacobo Kovadloff, mi querido colega en el AJC. Vinieron a Buenos Aires de toda América latina para preguntar cómo podían ayudar en la Unión Soviética. Desde entonces, me enamoré de este país.

-Y ahora, diez viajes después?
-Diez viajes después, busco cualquier excusa para volver. No sólo por mi restaurante favorito en Palermo Viejo. [Risas.] Tengo muchos motivos por los cuales venir. Están los atentados de 1992 y 1994, por lo que siempre quiero expresar mi solidaridad con la comunidad local. A medida que el tiempo pasa y la memoria se diluye, en el AJC queremos decirle a la gente de aquí que hay otros para quienes su memoria no se pierde, que permanecemos junto a ellos y que, como ellos, buscamos justicia para esta tragedia.

-En noviembre de 2005, usted elogió al gobierno de Néstor Kirchner por el impulso que le aportó a la investigación AMIA. Dijo: "Lo que oímos ahora es más alentador, sólo el paso del tiempo dirá si las palabras se traducen en hechos concretos". Cinco años después, ¿cómo ve la situación?
-Hmmm... Con algunos hechos y con algunas palabras. Los hechos: el presidente Néstor Kirchner designó a Alberto Nisman como fiscal especial para el caso AMIA, sobre cuyo trabajo tenemos mucho respeto, y la Argentina apeló a Interpol para que se emitieran las alertas rojas sobre los iraníes. Y cuando Irán desafió a la Argentina en el ámbito de Interpol y apeló a todos los medios, incluidos intentos de chantaje y sobornos, para votar en contra de la Argentina en Marruecos, no lo logró y se emitieron esas órdenes de captura. Por supuesto que esas órdenes de captura son sólo un medio para un fin, aunque son un importante paso adelante. Y otro hecho es que hoy [por el miércoles 13] nos reafirmaron que la "conexión local" será vigorosamente investigada y enjuiciada. Esos son hechos concretos, aunque han pasado ya 16 años y, como decimos en el idioma inglés, "Justicia demorada es Justicia denegada"... Y eso también es un hecho. Dieciséis años después, la posibilidad de los sobrevivientes de darle un cierre a esto aún no existe.

-¿Qué puede hacer la Argentina para lograr ese cierre?
-Es necesario hacer más para obtener más apoyo internacional, empezando por los vecinos. Un pequeño ejemplo: el mes pasado, el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad habló ante la Asamblea General de la ONU, en Nueva York. Cuando comenzó su discurso, todos los países europeos abandonaron el recinto; la Argentina y Costa Rica, también. Pero ningún otro país latinoamericano lo hizo. La Argentina tiene derecho a esperar más de sus socios latinoamericanos. Después de todo, Ahmadinejad representa a un gobierno cuyo ministro de Defensa [por Ahmad Vahidi], ¡su ministro de Defensa!, es uno de los que figura en la lista de Interpol por el atentado. La Argentina tiene derecho a esperar de manera cotidiana el mismo apoyo que recibió en Marruecos [donde se aprobó emitir las órdenes de captura de Interpol]. El problema es que Irán recibe apoyos de ciertos países. Por tanto, recibe el mensaje equivocado. Y algo más, hay quienes piensan que se trata de algo entre la "comunidad judía" e Irán. No. Esto es entre el mundo e Irán. Si Irán puede atacar a un país a miles de kilómetros de distancia, puede hacerlo en cualquier lado.

-¿Qué piensa entonces sobre los vínculos de Hugo Chávez con Irán?
-Si Irán tiene relaciones estrechas con Venezuela, como las tiene, ¿puede alguien garantizar que Irán no compartirá su tecnología nuclear con Venezuela? ¿Y entonces qué? Tendremos toda una nueva escalada armamentista en un continente que hasta ahora confía en la resolución pacífica de sus conflictos. Y algo más: si Irán puede infiltrar agentes iraníes, sirios y de Hezbollah en el continente a través de Venezuela, como ya lo ha hecho, y darles nuevos pasaportes e identidades, eso amenaza a Colombia -como sabemos con certeza que ocurrió-, amenaza a la Argentina, una vez más, y amenaza a Estados Unidos.

-¿Es Venezuela su mayor preocupación en América latina?
-Lo es, al igual que el eje que Irán busca crear en el continente a través de Venezuela, Nicaragua y Bolivia, entre otros. Es una preocupación extrema. Pero le reitero, no debería verse como una "preocupación judía". Debe preocupar a todo aquel que se interese por la estabilidad y seguridad de esta región. Y a propósito de esto, y aunque no suelo citar a Fidel Castro, incluso él hace unas semanas aludió a Irán y Ahmadinejad...

-En el reportaje de The Atlantic Monthly.
-Exacto. Algo que merece ser leído. Si incluso Fidel Castro ha comenzado a comprender el peligro que constituye Irán, ¡imagine qué peligro es!

-En noviembre de 2007, usted señaló a la Triple Frontera como un punto de preocupación. ¿Aún lo es?
-Es una preocupación para el continente. Lo es para Estados Unidos. Lo es, y lo sabemos, para muchos gobiernos de América del Sur, por las propias características de la región, porque no todos los gobiernos tienen la misma capacidad y el compromiso para monitorear las actividades allí, y porque aún existe la posibilidad, por medio de la corrupción, de hacer cosas ilegales allí, como transferencias de dinero a grupos terroristas en Medio Oriente. Así que sí, continuamos muy preocupados sobre lo que ocurre allí. Cuanta más cooperación haya entre Paraguay, la Argentina y Brasil, será mejor para todos.

-¿La posibilidad de un tercer atentado en la Argentina fue parte del temario de su reunión con el ministro de Justicia?
-No quiero entrar en los detalles de esa conversación porque fue privada, pero nunca tenemos una conversación con funcionarios argentinos sin que hablemos de temas de seguridad.
-Clarifiquemos algo que se publicó en Chile: el presidente de la agrupación judía chilena, Gabriel Zaliasnik, dijo que habló con usted y obtuvo el apoyo del AJC en contra del asilo político del ex guerrillero Galvarino Apablaza, con el argumento de que eso mermaría las probabilidades, a su vez, de que la Argentina consiga la extradición de los iraníes por AMIA. ¿Es cierto?
-Creo que se tergiversaron sus declaraciones. El AJC no tomó posición al respecto. Punto.

-En junio de este año, en cambio, usted sí cargó contra Chávez por su mal trato a la comunidad judía local...
-La comunidad judía venezolana es, hoy, menos de la mitad de lo que era cuando Chávez llegó al poder. Se trata de una comunidad con profundas raíces en Venezuela. Y abandonar un país no es una decisión fácil. Cualquiera que haya sido forzado a dejar su país lo entiende muy bien. Un presidente, aunque haya sido elegido democráticamente, que rompió relaciones con Israel, que acusa a Israel de genocidio y otros crímenes de guerra, que juega al filo del antisemitismo con el lenguaje que utiliza, crea un ambiente incierto e inseguro. La historia de su país muestra que el antisemitismo no era un problema allí. Pero bajo el mandato Chávez, eso está cambiando.

-¿Debería o podría la Argentina hacer algo con respecto a Venezuela?
-En el año 2010, para mí es inaceptable que en América latina haya un país que flirtee con el antisemitismo. Los países que tienen otra comprensión del mundo, que aprecian y respetan el pluralismo y a sus comunidades judías, deberían plantearle claramente al presidente Chávez que lo suyo es inaceptable. Y el presidente Chávez, que tan activamente procura organizar a América latina y crear un "club bolivariano", debe saber que si busca amigos y socios, no los tendrá si continúa con su comportamiento. Porque al final del día, el antisemitismo no es contra los judíos. Es un cáncer que destruye la democracia. Hoy son los judíos, mañana será otro grupo. Lo que Chávez hace es desafiar la democracia pluralista como es entendida en la Argentina, Uruguay, Chile y otros países de América latina. Debe saber de manera clara que, provea o no petróleo subsidiado, su intolerancia es inaceptable. No puede comprar nuestra intolerancia, como intenta. Procura que su petróleo tonifique sus músculos. Pero el precio que hay que pagar es demasiado alto y necesitamos países que lo miren a los ojos y le digan exactamente eso. No digo que rompan relaciones, pero sí que le digan que su conducta es inaceptable. El necesita escuchar algo así. Sería como un reloj despertador para él.

-¿Lo cree? Le recuerdo que el Rey de España le reclamó en público "¿Por qué no te callas?" y ni eso refrenó a Chávez...
-Cuando sos un matón, querés dar la impresión de que sos fuerte y el resto, débil, y que nada de lo que hagan puede afectarte. Pero no debemos engañarnos: los matones son matones porque en el fondo son inseguros y necesitan serlo para ocultar esa inseguridad. La Argentina y otros países de la región no deben subestimar su capacidad de decirle al presidente Chávez que lo suyo es inaceptable. Y lo mismo ante Ahmadinejad. La gente cree que aunque se le planten, no servirá de nada. Pero hay que hacerlo, por lo menos, por respeto a nosotros mismos. Cuando comenzamos a enfrentar a la Unión Soviética, el régimen totalitario más poderoso del mundo, nuestras probabilidades de triunfar equivalían a cero. Pero mire quién ganó. Para 1991, ya no existía más la Unión Soviética, las comunidades judías en la ex URSS habían resurgido y la libertad volvió a imperar. Cuando la gente me pregunta qué puede hacer ante Chávez o Ahmadinejad, mi respuesta es: si estudian Historia, pueden aprender a convertirse en autores de la Historia. Así como el Apartheid fue eliminado de Sudáfrica y el comunismo de Rusia, la gente real puede hacer cosas reales para cambiar las cosas. Y cuando nos negamos a creer eso, comenzamos a tolerar este tipo de matonerismo e intolerancia.

-¿Debe entonces la Argentina cortar relaciones diplomáticas con Irán?
-No soy yo, como observador externo, quien debe decirle a la Argentina si debe cortar relaciones con Irán. Pero desde nuestra perspectiva, la Argentina debe permanecer fuerte y firme. Irán estuvo dos veces involucrado en ataques terroristas en territorio soberano argentino. Hasta que eso no sea legalmente resuelto, no veo cómo puede mantener relaciones normales con Irán. Segundo, la Argentina podría revisar la legislación adicional que aprobaron países como Estados Unidos, la Unión Europea, Sudáfrica, Japón, Australia y Canadá para regular su comercio con Irán, que se suman a las cinco resoluciones del Consejo de Seguridad en rechazo a su programa nuclear. Tercero, debería movilizar a sus vecinos, plantearles que Irán es una amenaza global y que si dejan que ingresen terroristas iraníes en el hemisferio, todos pagaremos el precio.

-Por último, ¿qué responde ante las críticas que recibe Israel por su actuación militar de los últimos años?
-Es extremadamente importante que la gente comprenda mejor los desafíos que afronta Israel. A menudo, desde la distancia y a través del filtro de los medios, la gente puede fácilmente tener una impresión distorsionada de lo que ocurre en esa parte del mundo. Pero cualquiera que visita Israel se sorprende por su pluralismo, su apertura, su libertad y su desarrollo. Y, segundo, por su tamaño. Equivale a menos del 1% de la superficie de la Argentina. Eso explica sus desafíos de seguridad y que carece de márgenes de error. Un error podría ser el último. Enemigos como Hamas, Hezbollah, Siria o Irán han dicho repetidas veces que quieren un Medio Oriente sin Israel [ N. de la R.: mientras se desarrollaba la entrevista, Ahmadinejad afirmó durante una visita al Líbano que Israel "desaparecerá sin lugar a dudas"]. Me preocupo cuando la gente duda del compromiso de Israel con la paz. No hay otro país en el mundo con más deseo de paz porque ningún otro país en el mundo ha vivido toda su existencia en ausencia de paz, sin saber si la guerra o el terrorismo están a la vuelta de la esquina. Y así durante tres o cuatro generaciones. Israel no es perfecto. Pero es un país democrático que ambiciona la paz.

MANO A MANO
David Harris exuda poder. Esa es la sensación que transmite. Pero no "poder" en el sentido de quien hoy manda y mañana no, sino en su sentido más amplio. De quien siente que hace lo correcto, que trabaja por algo digno. Quizá por eso, el director ejecutivo del American Jewish Committee habla con naturalidad de una reunión con el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, o de un apoyo de 45 legisladores estadounidenses o de su encuentro con tal o cual presidente. Alude a ellos porque son necesarios para argumentar una respuesta y no, como tantos pavos reales, porque busque vanagloriase. Es miembro del respetado Consejo de Relaciones Exteriores norteamericano, multipremiado y expositor ante la ONU, el Congreso de Estados Unidos y el Parlamento francés sobre Medio Oriente, asuntos soviéticos y antisemitismo. Harris sonríe incluso cuando aborda temas muy sensibles. Y se ríe a menudo de sí mismo o de las dificultades que le toca enfrentar. Como cuando le pregunté sobre sus reiterados desafíos a diversos regímenes. Replicó con picardía: "Sólo a regímenes malos". A los 61 años, este neoyorkino, casado y padre de tres hijos, traza su límite: "Cuando muramos, al menos que sea con el respeto intacto en nosotros mismos".

Pilar Rahola galardonada con el premio Daniel Pearl

La Liga contra la Difamación, una de las organizaciones norteamericanas más importantes de defensa de los derechos civiles, le entregó el premio Daniel Pearl a la periodista catalana, Pilar Rahola. La española se refirió al fundamentalismo islámico, a la indiferencia por parte del mundo y sus intelectuales y distinguió entre la religión musulmana y el extremismo. “El problema no es una religión, ni una cultura, ni un Dios. El problema es el uso totalitario de ese Dios. El problema no es la religión musulmana, sino la ideología totalitaria que grita “Viva la muerte” mientras reza a Alá”, sentenció Rahola.


MI NOMBRE ES DANIEL PEARL


Texto de la conferencia que di en agradecimiento al premio Daniel Pearl que me han otorgado."El problema no es la religión musulmana, sino la ideología totalitaria que grita “Viva la muerte” mientras reza a Alá"

Mi nombre es Daniel Pearl.

Estimados amigos de la ADL, buenos días.Sin duda, Él debe tener miedo. Mira a la cámara, pero ¿hacia dónde mira?, Quizás hacia su familia, su memoria ancestral, su identidad… O quizás mira más allá, hacia el futuro quebrado, el vientre de la mujer que ama, el hijo que nunca conocerá… Sus últimas palabras… “My name is Daniel Pearl. I am a Jewish American from Encino, California USA”. Hoy es 1 de febrero de 2002, tiene 38 años y está a punto de ser brutalmente asesinado. “My father's Jewish, my mother's Jewish, I'm Jewish…” El yemení que lo decapitará tardará casi dos minutos en cortarle la cabeza. Empezará muy despacio, bajo la oreja, para segar las cuerdas vocales e impedir el grito. “My family follows Judaism. We've made numerous family visits to Israel…”A partir de aquí, el relato brutal de un asesinato cuyos detalles, descritos magistralmente por Bernard Henry-Levi, horrorizarían al propio infierno de Dante. La víctima convertida en metáfora de la belleza de la vida. El asesino, símbolo puro del ser humano sin alma, de la humanidad derrotada. ¿Quién lo ha convertido en un monstruo? “Back in the town of Bnei Brak there is a street named after my great grandfather Chaim Pearl who is one of the founders of the town”. Y todo habrá acabado. Sus esperanzas, sus amores, sus sueños… “My name is Daniel Pearl…” Y el verdugo mostrará triunfalmente a la cámara su cabeza corta, como un trofeo.

Gracias.


Ante todo gracias por este emotivo día, que me compromete más allá de la duda, de la debilidad y del miedo. Recibir el premio que lleva el nombre de Daniel Pearl es algo más que un extraordinario honor, es una responsabilidad. Me llamo Pilar Rahola, nací en la vieja Sepharad, en Cataluña, de familia católica, me siento de izquierdas y soy periodista. Pero como luchadora de los derechos civiles, y como periodista que busca la verdad informativa, yo también me llamo Daniel Pearl, nací en Encino y soy judía. Todos los que amamos la civilización, todos aquellos que concebimos el mundo bajo los valores de la modernidad, somos y seremos siempre Daniel Pearl.


Porqué más allá de nuestras diferencias ideológicas, religiosas o culturales, formamos parte de una herencia cívica que nos compromete con la democracia. Y a esa herencia le han declarado la guerra. Los asesinos de Daniel Pearl no solo decapitan víctimas indefensas, o asesinan a centenares de personas en los trenes del mundo, o matan a miles en los rascacielos de las ciudades. Sobretodo intentan decapitar los principios de la libertad. La muerte de Daniel Pearl, como la muerte de cada persona caída bajo la locura del fundamentalismo islámico, nos concierne a todos, y no solo por pura humanidad. Nos concierne porque es una bala que va dirigida a cada uno de nosotros, sea cual sea nuestro origen. Cada mujer que respira con sus propios pulmones y conquista su futuro, cada hombre que ama la cultura y el progreso, cada niño que se educa en la tolerancia y en la ley, cada dios que no odia, sino ama, cada uno de ellos tiene una bala con su nombre. Estamos ante un nuevo totalitarismo, heredero natural del estalinismo y el nazismo, tan horroroso como ambos, y quizás más letal. La pregunta hoy es, como siempre fue: ¿hacemos lo correcto para defendernos?


Solo soy una trabajadora de las ideas, y no me corresponde definir las estrategias de inteligencia que combaten a esta ideología. Pero mantengo mi espíritu crítico con muchas decisiones políticas y militares, y no siempre me gustan ni nuestros gobernantes, ni sus acciones. Sin embargo, también es cierto que la ideología islamofascista nos ha dejado desconcertados y asustados, y ha mostrado nuestras debilidades. Hoy, las sociedades libres son más avanzadas tecnológicamente, más fuertes militarmente, y están más intercomunicadas. Pero nuestro enemigo también es más fuerte que nunca. Es la yihad global, con el cerebro y el alma en el siglo XV, pero conectados vía satélite con la tecnología del siglo XXI. Miren Irán, como se ha reído del mundo y avanza, inexorable, hacia el temible dominio nuclear. Un Hitler islámico, con bomba nuclear ¿Quién puede o quiere pararlo? ¿Una ONU inútil, incapaz de reaccionar, más allá de la retórica y la burocracia? ¡Pobre Eleanor Roosvelt, si levantara la cabeza y viera en qué se ha convertido su sueño de la Liga de Naciones? ¿Puede pararlo Europa, atrapada entre sus ambiciones económicas, sus peleas internas y su incapacidad política? Si la ONU no sabe cuál es su papel en el mundo, Europa no sabe ni quien es ella misma. ¿Lo pararán países como China o Rusia, que más bien son aliados de esta locura? ¿Lo parará EEUU, cada día más perdido en su papel en la esfera internacional? Sinceramente, la única esperanza para el mundo parece ser Israel, que defendiéndose de un monstruo, nos defiende a todos. En ellos confiamos quienes creemos en un futuro libre.


Un faro de luz en un tiempo de tinieblas.

Y más allá de Irán, también es evidente que no conseguimos frenar el fenómeno ideológico que sustenta el fundamentalismo islámico global. ¿Cuántos jóvenes, en este preciso momento, están leyendo textos yihadistas? ¿Cuántos miles están siendo educados en el odio a Occidente y en un renovado antisemitismo, y ello en las escuelas de países “amigos”? ¿Cuántos, en las mezquitas de nuestras ciudades, se alimentan del desprecio a la democracia? ¿Cuántos aprenden a amar a su Dios, odiando al prójimo? ¿Cuántos están, ahora mismo, utilizando el invento de un judío, Internet, para transmitir sus ideas de muerte? Observen el mundo. Millones de mujeres esclavas, sometidas a leyes medievales, ante la indiferencia internacional. ¿Quién impedirá su tragedia? Millones de niños que viven en dictaduras enormemente ricas, condenados a la pobreza y educados como fanáticos autómatas? En la propia Europa, el avance del fundamentalismo es enorme, y nuestras democracias se muestran incapaces de frenarlo. Y cabe recordar que el problema no es una religión, ni una cultura, ni un Dios. El problema es el uso totalitario de ese Dios. Sin duda, hay un Islam de vida y de convivencia. Pero hoy en el mundo, también existe un Islam que está muy enfermo y que, en su delirio del dominio planetario, arrastra a millones de personas a su propia perdición. No se trata, pues, de un choque de civilizaciones o religiones. Se trata de civilización contra barbarie. Y dentro de la civilización están todos aquellos musulmanes que son asesinados en autobuses, y trenes y colas del mercado; las mujeres que luchan por su libertad en las dictaduras del petrodólar; los estudiantes iraníes; los disidentes... En la barbarie están los Hamás y los Hezbollah y las Yihad, y los decapitadores de personas, y los imanes que alimentan el odio en las mezquitas del mundo… El problema no era Alemania, sino el nazismo. El problema no eran las utopías de izquierdas, sino el estalinismo. El problema no es la religión musulmana, sino la ideología totalitaria que grita “Viva la muerte” mientras reza a Alá. Una ideología que lleva, en su macabro recuento, miles de muertos.


Seamos conscientes de algo trágico. A pesar del espejismo de nuestra superioridad en todos los ámbitos –militar, político, moral-, sin perder la batalla, tampoco estamos ganándola. Como si estuviéramos a principios del siglo XX, cuando el comunismo parecía una ideología liberadora. O en los años 30, cuando Hitler solo parecía un payaso estúpido, y Chamberlain le hacía los honores. Antes, como ahora, y ante los inicios de una amenaza global, nuestra capacidad de reacción es pobre, es tímida y es errática. Y en algunos casos, directamente colaboracionista.


Permitan que les hable de mi planeta, el planeta de las ideas. Intelectuales, periodistas, escritores, gentes del pensamiento, ¿están a la altura del momento histórico que viven? ¿Lo están los movimientos de izquierda, tan ruidosos en la crítica a países democráticos, y tan silenciosos en la lucha contra grandes tiranías? No. Aprovecho el enorme prestigio de ustedes, la ADL, pioneros en la defensa de los derechos civiles, y aprovecho el extraordinario premio que me otorgan, para elevar un Yo acuso triste, pero frontal. Hoy la mayoría de intelectuales y periodistas se mantienen sordos, ciegos y mudos ante las amenazas más serias que sufre la libertad. Y algunas de sus proclamas estridentes, son la ayuda más eficaz que esta ideología totalitaria tiene en el mundo libre.


Acuso a periodistas e intelectuales de callar ante la opresión bárbara de millones de mujeres, condenadas a vivir bajo leyes medievales que las amputan como seres humanos. Ni manifestaciones, ni declaraciones de Obamas, ni boicot, nada. Estas víctimas no interesan, quizás porque no se puede culpar a israelíes o norteamericanos, de su desgracia. Y solo el antiamericanismo y el antiisraelismo moviliza su selectiva ira. Acuso a periodistas e intelectuales de callar ante la matanza permanente de centenares de musulmanes, víctimas de las bombas islamistas, cuya desgracia no interesa porque la culpa tampoco la tienen judíos o yankees. Acuso a periodistas e intelectuales de criminalizar a Israel hasta el delirio, y ayudar a crear un cuerpo intelectual comprensivo con el terrorismo palestino. Los acuso del nuevo antisemitismo que azota el mundo, y cuyo carácter de izquierdas, políticamente correcto, lo convierte en un fenómeno muy peligroso. Vengo de un estado, España, que ha sufrido el atentado terrorista más importante de Europa. ¿Creen que ello nos ha vacunado contra la imbecilidad intelectual, contra la estupidez ideológica, contra el dogmatismo ciego? Muy al contrario, España es hoy el país más obsesionado con Israel, uno de los más antiamericanos y el más antisemita del continente. Los ha habido, incluso, que han llegado a culpar a los israelíes del atentado de Atocha. Y es que, como escribí hace tiempo, mucha gente culta e inteligente, se vuelve imbécil cuando habla sobre Israel.


En mi ciudad, Barcelona, el odio a Israel se ha convertido en una seña de identidad de la izquierda, capaz de no querer conmemorar el día de la Shoá, por solidaridad con los palestinos. Yo misma he sido difamada y amenazada, e incluso han intentado inventar el delito de “negadora del holocausto palestino” para llevarme a los tribunales. La lista de delirios que la España actual genera respecto a Israel y al pueblo judío solo recuerda trágicamente la España medieval y sus edictos de expulsión. Hoy amamos las piedras judías de Toledo y Girona, pero despreciamos a los judíos vivos, criminalizamos a Israel y convertimos a los terroristas en héroes. Y sin embargo, si nuestro aliado ético, civil y político no es Israel, ¿qué país de medio Oriente puede serlo? ¿Las dictaduras religiosas, los opresores de mujeres, los fanáticos fundamentalistas? Los intelectuales españoles y con ellos una gran parte de la inteligencia mundial, miran al revés, piensan al revés y al revés establecen odios y alianzas. Los judíos medievales representaban la cultura, la medicina, el conocimiento, y eran ellos los perseguidos. Hoy Israel, más allá de sus criticables errores, representa la metáfora de todo lo que debemos preservar, la libertad, el derecho a existir, la tolerancia religiosa. Y sin embargo, es Israel el país más odiado. Y así, mientras el fundamentalismo islámico crece, violenta, secuestra y mata, la progresía mundial mira hacia otro lado, abandona a las víctimas y chilla sus consignas contra el único país del mundo amenazado con la destrucción. ¿Se han fijado que su única obsesión es atacar a las dos democracias más sólidas del planeta y las que han sufrido los peores ataques terroristas? ¡Qué izquierda loca!


Se llaman solidarios, libertadores, progresistas, y sin embargo son una izquierda lunática, dogmática y antihistórica, que abomina de sólidas democracias, mientras perdona a brutales tiranías. Son los nuevos Chamberlain, colaboradores inconscientes del totalitarismo que avanza en el mundo. Porqué no olvidemos que la libertad no solo se gana en el campo de batalla político o militar. Se gana también en el campo de las ideas.


Por eso me llamo Daniel Pearl, y también Guilad Shalit y Ayan Hirsi Alli y Gordon, y Maria Rose y Andrew, y William y cada uno de los nombres de los asesinados en las Torres Gemelas, en los metros de Londres, en los trenes de Madrid, en los autobuses de Jerusalen. Me llamo Sakineh Mohammadi Ashtiani, la mujer condenada a morir por lapidación en Irán. Y todas las que ya han sido lapidadas. Si no somos ellos, ¿quiénes somos? Si no nos llamamos con sus nombres, ¿cómo nos llamamos? Si no defendemos sus valores, ¿qué monstruos defendemos? Aquí, ante la ADL, con el inmenso honor de recibir el Daniel Pearl Award, reafirmo mi compromiso ético, periodístico y humano. No dejaré de ser crítica con Israel, ni con mi Estados Unidos, ni con mi propio país. No dejaré de explicar la verdad, allí donde la vea. Pero siempre recordaré a qué lado de la balanza me sitúo. La de la libertad frente a los tiranos; la de las mujeres, frente a su opresión; la de los judíos, frente al antisemitismo; la de la cultura, frente al fanatismo; la de Israel, frente a sus destructores; la del compromiso, frente a la indiferencia.


Dijo Elie Wiesel: “The opposite of love is not hate, it's indifference. The opposite of beauty is not ugliness, it's indifference. The opposite of faith is not heresy, it's indifference. And the opposite of life is not death, but indifference between life and death”. La indiferencia es la antesala del mal. Y contra ese mal lucharé siempre.

Gracias.

jueves, 14 de octubre de 2010

Boudou/DAIA. Una agrupación judía rechazó las disculpas del ministro de Economía

AJN.- El movimiento Avodá de Argentina rechazó las disculpas dadas por el ministro de Economía, Amado Boudou, quien agredió a dos periodistas acusándolos de ser “como los que ayudaban a limpiar las cámaras de gas en el nazismo”. A través de un comunicado de prensa enviado a la Agencia Judía de Noticias, la organización que supo tener a su cargo la administración de la AMIA no solo cargó contra Boudou por “la banalización que hizo de la Shoá” sino que además cuestionó a las autoridades de la DAIA por “haber aceptado que el ministro se presentara con el objeto de pedir unas supuestas disculpas”.

El movimiento Avodá de Argentina rechazó las disculpas dadas por el ministro de Economía, Amado Boudou, quien agredió a dos periodistas acusándolos de ser “como los que ayudaban a limpiar las cámaras de gas en el nazismo”. A través de un comunicado de prensa enviado a la Agencia Judía de Noticias, la organización que supo tener a su cargo la administración de la AMIA no solo cargó contra Boudou por “la banalización que hizo de la Shoá” sino que además cuestionó a las autoridades de la DAIA por “haber aceptado que el ministro se presentara con el objeto de pedir unas supuestas disculpas”.La dirigencia de Avodá manifestó que “observa con asombro la banalización que hizo de la Shoá el ministro de Economía, Amado Boudou, como así también, repudia dichas expresiones hacia periodistas como una muestra más de la coerción hacia los medios de prensa” de la Argentina. “Este señor ha elegido utilizar una de las atrocidades más grandes del mundo cometidas contra un pueblo e ignorando cuál es el significado de aquello para nuestra comunidad, ha pretendido defender y defenderse utilizando esta penosa metáfora”, agregó.En el comunicado que lleva las firmas del presidente Pablo Reisman y del secretario general, Mario Sobol, quien fue secretario de la AMIA, el movimiento político lamentó que “los dirigentes de una de las instituciones centrales de la vida judía, olvidándose de que el principal concepto de nuestro pueblo es la dignidad, han aceptado que el ministro se presentara con el objeto de pedir unas supuestas disculpas”.“Las palabras, dichas están y por lo tanto no aceptamos ni aceptaremos jamás vender nuestra dignidad a ningún costo”, concluyó la agrupación.

Comunicado acerca de las palabras del ministro de Economía, Amado Boudou

El movimiento Avodá de Argentina observa con asombro la banalización que hizo de la Shoá el ministro de Economia Amado Boudou, como así también, repudia dichas expresiones hacia periodistas como una muestra más de la coerción hacia los medios de prensa de nuestro país. Este señor ha elegido utilizar una de las atrocidades más grandes del mundo cometidas contra un pueblo e ignorando cuál es el significado de aquello para nuestra comunidad, ha pretendido defender y defenderse utilizando esta penosa metáfora. A pesar de todo, los dirigentes de una de las instituciones centrales de la vida judía, olvidándose de que el principal concepto de nuestro pueblo es la dignidad, han aceptado que el ministro se presentara con el objeto de pedir unas supuestas disculpas. Las palabras, dichas están y por lo tanto no aceptamos ni aceptaremos jamás vender nuestra dignidad a ningún costo.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Carta a la comunidad

Comunicado en contra de las manifestaciones que niegan la total independencia de las instituciones judías en Argentina, sin reconocer sus objetivos, funciones y servicios claramente definidos.

AVODA, como partido político sionista, participó en la fundación y creación de la estructura comunitaria y sus instituciones centrales (AMIA, DAIA y OSA) observa con preocupación los innecesarios enfrentamientos que son de dominio publico.

La AMIA es la entidad central de la República Argentina, que nuclea y tiene por asociados a todos los miembros de nuestra comunidad, prestando servicios sociales y comunitarios en todo el territorio del país como ONG reconocida.

La DAIA, como institución, formada por las asociaciones de la comunidad, es la entidad Central que brega por nuestra dignidad contra todo tipo de discriminación, representándonos políticamente en la República Argentina y en el exterior.

La OSA es la Organización Sionista Argentina, y como tal, quien nos representa ante la OSM (Organización sionista Mundial), en todo lo que son sus objetivos y como comunidad identificada plenamente con el Estado de Israel.

Dichas instituciones, absolutamente independientes, como entidades centrales, con objetivos, funciones y servicios claramente definidos, deben y están al servicio de la comunidad toda, sin distinciones de ningún tipo ni diferencias.

Cualquier manifestación contraria a ello, confunde a la sociedad y a la comunidad en su conjunto, y es, en este caso nuestro movimiento, como líder fundacional de aquella estructura, el que llama a la cordura, en la búsqueda de consenso, a personas e instituciones, para que cesen en esas practicas personalistas y vayamos encolumnados a una comunidad mejor cada día.

Esperando que en las próximas elecciones comunitarias, se transparente la verdadera conducción y representatividad comunitaria.

AVODA DE ARGENTINA

viernes, 24 de septiembre de 2010

Brindis institucional

Como ya es tradición, Avodá de Argentina compartió en su sede el viernes pasado el Lejaim por Rosh Hashaná y Iom Kipur 5771. Representantes de diferentes instituciones, javerim del partido y otros invitados, brindaron por la comunidad, por la unidad y el consenso y, por supuesto, por la paz en Israel.

El Rabino Sholomo Ben Hamú compartió sus palabras y deseos sobre el año que acababa de empezar y, refiriéndose a la mesa servida del brindis, dijo que una comida festiva antes de la víspera de Iom Kipur representaba un doble ayuno.

Luego el secretario general de AMIA, Julio Schlosser, se dirigió a los presentes deseando primero, que todos fueran inscriptos en el Libro de la Vida y señaló: “la comunidad necesita el esfuerzo de todos sus dirigentes”. Además bregó por la tan ansiada unidad entre los factores. Por su parte, Alberto Hammerschlag, vicepresidente de DAIA, también se sumó al pedido de unidad entre los dirigentes de la comunidad.

Asimismo, el vicepresidente de OSA y javer de Avodá, Rafael Kurzrok, elevó sus deseos a los presentes para el año venidero. Por último, el presidente de Avodá, Pablo Reisman, se refirió a los presentes e hizo énfasis en la labor de Avodá en vistas de las próximas elecciones en AMIA. “Avodá está trabajando para devolverle a la comunidad un gobierno de mayorías”, recalcó Resiman.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Reflexiones acerca de Rosh Hashaná y Iom Kipur

Por Moshé Korin

Celebrar la vida, es además de una oportunidad diaria, una especial exhortación para nosotros en tiempos de Rosh Hashaná. Esta festividad nos posibilita la renovación, la creación y la recreación; en pocas palabras: la continuidad; pero por sobre todo, el inicio. Pues no se trata de un mero cambio de año, ni de un número más en el calendario, si es vivenciado con la profundidad con la que amerita, que es la profundidad de lo sagrado.

Y respecto de la continuidad, ésta está basada en ahondar una introspección de aquello que deseamos que continúe y es por eso que también se trata de un inicio, ya que no es irreflexivo.
El poder estar en el sentido más fuerte del término, “estar” con todo nuestro ser espiritualmente, corporal y en pensamiento, presentes en la Vida -en el sentido más absoluto-, y así poder lograr correr el velo de lo cotidiano que nos distrae de lo sacro, a lo que somos llamados en esta celebración.

Lo inefable y sagrado se hacen presente en tanto nos reunimos con los nuestros en un vaivén incesante de amor y paz, nos reunimos con esos lazos que hemos creado en nuestra vida y que nos renuevan.


La familia y los amigos alrededor de la mesa, es el compartir la alegría de los frutos que hemos creado. Frutos hechos del afecto que supimos forjar y que nos nutren el alma.
Y lo sagrado en nuestro fuero más íntimo también se expresa en Iom Kipur- Día del perdón-. Día en el que somos llamados a la reflexión sobre nosotros mismos, sobre nuestras acciones en el mundo, sondeando el modo de liberarnos del peso de lo insensato, de lo egoísta, de la violencia en todas sus manifestaciones, desde las más evidentes hasta las más sutiles. Iom Kipur es una invitación a la renovación y a la decisión de cambiar, de ser mejores para con nosotros y para con los demás, pues para ello hemos sido creados.


Rosh Hashaná es un momento destinado al regocijo de la existencia, a un encuentro con la trascendencia, a tomar conciencia de que estamos inscriptos en el libro de la vida y que ello es un regalo a partir del cual hacer Teshuvá (dar respuesta), nos muestra un camino para que nuestro quehacer se torne una respuesta hecha de solidaridad, amor y respeto, pues tenemos la responsabilidad de estar haciendo el mundo en el que habitamos y habitan otros.
De este lado del mundo (hemisferio Sur), tenemos la oportunidad de que el reverdecer de la naturaleza nos acompañe. La iniciada primavera puede constituirse en símbolo de aquello que debe inspirarnos Rosh Hashaná; el impulso al cambio vital, a un nuevo florecer que lleve en su raíz la belleza del mundo, que es el reflejo de la belleza de lo justo, -pues se trata de la posibilidad de vida - y en ello radica la esencia de nuestra noble ética judía.

Descubrir también lo bello en la otredad, despojados de la carga de lo mezquino, abriendo las puertas de nuestra casa y de nuestra sensibilidad al necesitado; comprometiéndonos con la justicia en el mundo entero.

El reverdecer y el renacer entonces, deben implicar una decisión, un acto que modifique implicando una mejoría, nuestro porvenir y el de otros. Debemos brindar contribuciones, semillas, para que el nuevo año difiera del anterior para bien, y para El Bien
Tal como enseñaba el Rabí de Kotzk:

“Reza como si todo dependiera de Dios. Actúa
como si todo dependiera de ti.”
Celabrar un nuevo año es además inscribirnos en el tiempo, en los eternos ciclos de Avodá – rezo, trabajo sagrado -. Así entonces, podemos vivenciar la conciencia de la cadena de los tiempos que nos une con el pasado - en tanto nos liga íntimamente con el origen de la creación-, en un presente que tiende hacia el futuro.
Un presente que posee en su seno la fuerza de lo eterno; un presente que nos interpela hondamente. Como dice la liturgia:
“Haiom Harat Olam” (Hoy es el día de la creación del mundo.)
El nuevo ciclo que convoca el sonido del Shofar, singular sonoridad que nos llama a reverberar junto a él en cuerpo y alma, para hallar la abertura de todo el potencial de posibilidades que despliega el nuevo año.
El Majzor (Libro de rezos) nos habla. Y digo nos habla pues oír y repetir con todo nuestro ser sus palabras nos abre a un preciado camino:
“Ha llegado el tiempo de cambiar. Las hojas están comenzando a cambiar de color. Los pájaros están comenzando a cambiar de rumbo. Para las hojas, los pájaros, los animales, el cambio es instintivo. Pero para nosotros el cambio no es tan fácil. Exige un acto de voluntad: hacernos cambiar. Significa romper viejos hábitos. Significa admitir que nos hemos equivocado y esto nunca es fácil. Significa perder prestigio; significa volver a empezar y ello siempre cuesta. Significa decir ‘lo siento’. Significa reconocer que tenemos capacidad de cambiar. Estas cosas son sumamente difíciles de hacer. Pero, a menos que cambiemos, quedaremos atrapados para siempre en el mundo de los hábitos del pasado.”

Acciones de humildad, acciones de labranza propia, acciones de profunda reforma y responsabilidad, pues la indiferencia debe quedar a un lado y la implicancia en la vida debe ser enarbolada y enaltecida; percibir y crear luz en medio de la propia oscuridad, de la opacidad del mundo violento y doliente; de todo esto se trata la esencia de Rosh Hashaná.
El ayuno de Iom Kipur no debería ser de mero agua y pan, sino un vaciamiento que permita estar disponible para que arriben las añejas enseñanzas en nuestro interior.

Para quien no comprenda hondamente estos significados que precisan ser traducidos en quehaceres concretos, estas palabras parecerán vacuas y superficiales, sin embargo quien pueda albergarlas y hacerlas resonar en sí mismo hallará un manantial del cual beber y fortificarse. Y ese es mi mayor deseo.

Lejaim 5771 en Avodá


El problema de los asentamientos

A pocos días del inicio de las conversaciones directas entre el mandatario iraní, Mahumoud Abbas, y el premier israelí, Benjamin Netanyahu, la relación sufrió su primer sacudón ayer cuando Netanyahu confirmó que una vez concluida la moratoria el 26 de septiembre, tiene pensado seguir con las construcciones en asentamientos de Cisjordania. Frente a esto, Abbas amenazó con abandonar las conversaciones directas.


Israel ratificó su intención de continuar con las construcciones en las colonias judías

Las conversaciones directas entre Israel y la Autoridad Palestina sufrieron hoy su primer sacudón cuando el primer ministro Benajmin Netanyahu le confirmó a Mahmoud Abbas su decisión de reanudar la construcción en los asentamientos de Cisjordania, una vez expire la moratoria el 26 de septiembre.

Un alto funcionario palestino informó de que tras la reunión Abbas amenazó con abandonar las conversaciones directas de paz si la construcción se reanudaba en los asentamientos, consignó el portal de noticias Ynet.La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, y el enviado especial para Medio Oriente, George Mitchell, también participó en la reunión de dos horas en la residencia oficial del primer ministro, donde hubo banderas israelíes, palestinas y estadounidenses."El primer ministro es el anfitrión de Abu Mazen (Abbas) en su casa y mostró amistad y benevolencia, pero durante las propias negociaciones, insistirá firmemente en las necesidades de seguridad de Israel. No hay compromisos en esta materia", destacó un importante funcionario de la Oficina del Primer Ministro.En tanto, Mitchell resaltó que Israel y los palestinos están abordando diferencias fundamentales."Ellos están abordando desde el principio... los temas que están en el centro del conflicto israelí-palestino", dijo Mitchell a los periodistas después de la reunión entre Netanyahu y Abbas.El enviado de la administración de Barack Obama resaltó “los dos dirigentes no están dejando los asuntos más difíciles para el final del debate”.“Tomamos esto como un fuerte indicador de su creencia de que la paz es posible", subrayó Mitchell.En la apertura de la reunión, un sonriente Netanyahu dijo que estaba feliz de haber podido recibir a Abbas. “Tenemos mucho trabajo por hacer", dijo el premier israelí.El líder palestino firmó el libro de visitas en la residencia del Primer Ministro, antes de retomar las conversaciones por un acuerdo de paz.En su mensaje, Abbas escribió que sobre todo desea lograr la paz "entre el pueblo israelí y el pueblo palestino."

Fuente: AJN

Nuevos ataques como boicot a la paz

Nueve proyectiles de morteros fueron disparados desde la zona de Gaza hacia territorio israelí. El Ejército de Defensa de Israel informó que dos de los nueve explosivos eran bombas de fósforo. La intensificación de los ataques representan un claro boicot a las conversaciones de paz israelo-palestinas.

El Ejército de Defensa de Israel informó hoy, miércoles, que dos de los nueve proyectiles de mortero disparados ayer desde la Franja de Gaza eran, en realidad, bombas de fósforo.
Todos ellos cayeron en un campo abierto de la región de Eshkol.
Los terroristas también lanzaron dos cohetes Qassam, lo cual generó la respuesta de la Fuerza Aérea de Israel, que bombardeó un túnel de contrabando, bajo la frontera con Egipto, y mató a un palestino que estaba adentro.
Uno de esos cohetes explotó en un área despoblada de la zona industrial ubicada al sur de Ashkelón, sin provocar heridos ni daños materiales.
El recrudecimiento de los ataques desde Gaza representa un intento de boicotear las conversaciones de paz israelo-palestnas.

Fuente: AJN

“Culpable silencio de nuestra izquierda”

Nuevamente Pilar Rahola alza su voz a favor de los omitidos por los grandes medios. “Dicen que no la lapidarán, y el mundo suspira más tranquilo gracias a la suprema bondad de los supremos tiranos que gobiernan Irán”, ironiza la periodista española al referirse a la mujer iraní que se salvó de una muerte por lapidación por la fuerza del repudio de la comunidad internacional. Pero da cuenta que esa, ni muchas otras mujeres, están a salvo bajo un gobierno tiránico que la mayoría no repudia.

Lapidación por fases

Es curioso que en el país que se exige, para legalizar a un partido vasco, que condene la violencia etarra, se sea tan magnánimo con islámicos de toda ralea que ni condenan prácticas brutales en nombre de su religión, ni hacen ascos al dominio feudal de la mujer, ni se sienten incómodos con violencias en nombre de Alá.

Dicen que no la lapidarán, y el mundo suspira más tranquilo gracias a la suprema bondad de los supremos tiranos que gobiernan Irán. ¡Un gesto magnánimo!, recogen las agencias, y algunas cancillerías, que viven mejor negociando con la tiranía, se dan un respiro. Puede que la maten igualmente, después de montarle un juicio amañado, pero si no le tiran piedras y sólo la cuelgan, la cosa será más ordenada. ¿Su culpa? Ser mujer en un país gobernado por misóginos enfermos de fanatismo feudal. Pero ese no es nuestro tema. Y así Irán podrá continuar disparando contra estudiantes, asesinando a homosexuales, esclavizando a mujeres, riéndose del holocausto, amenazando con destruir a Israel y financiando terrorismo, y no pasa nada. De todas formas, y para alimento del optimismo, esta vez ha habido manifestaciones en algunos países. En algunos..., que no en España, país que concilia las manifestaciones más grandes de Europa cada vez que hay que vociferar contra Estados Unidos o contra Israel, pero que no oye ni ve cuando se trata de luchar contra las tiranías más temibles. ¿Será que en el planeta de la pancarta española los gritos contra las democracias sientan mejor que los que se dirigen contra las dictaduras? Será, porque ya sabemos que las únicas víctimas que preocupan en España son las palestinas o las saharauis.

El resto vive en la agria indiferencia. ¡El silencio! El clamoroso, malvado, culpable silencio de nuestra izquierda más gritona ante tantas víctimas, tantas dictaduras, tanto dolor...Pero el silencio más estridente respecto al calvario de Sakine Ashtiani es el de los propios musulmanes. En España, cuyas entidades islámicas reciben ayudas millonarias, y cuyos imanes han sido convertidos, por obra del buenismo multicultural, en interlocutores de la Administración, no ha habido ni una sola declaración contra la lapidación de esta mujer. Es curioso que en el país que se exige, para legalizar a unpartido vasco, que condene la violencia etarra, se sea tan magnánimo con islámicos de toda ralea que ni condenan prácticas brutales en nombre de su religión, ni hacen ascos al dominio feudal de la mujer, ni se sienten incómodos con violencias en nombre de Alá.

Deberían estar a la cabecera de las manifestaciones que no hemos hecho, a la primera palabra de las palabras que no hemos gritado, llevando la primera pancarta que no hemos llevado. Pero no. Sólo gritan cuando un danés hace un cómic, o un político patina verbalmente, o quieren cerrar una mezquita donde un imán extremista vende sus ideas fanáticas a centenares de personas. O, por supuesto, contra Israel. Pero gritar a favor de una víctima musulmana que puede ser asesinada por musulmanes, eso no está ni en el guión de la comedia. Al fin y al cabo han aprendido algo: que en España no se grita por las víctimas. Sólo se grita contra los demonios de la izquierda auténtica.

lunes, 6 de septiembre de 2010

Elecciones OSA

La Organizacion Sionista Argentina (OSA) ha renovado sus autoridades. Tal cuál la norma estatutaria lo indica. En la asamblea ordinaria citada a tales efectos con fecha 31 de agosto pasado, y en un clima de clara hermandad sionista, se designaron nuevas autoridades, que fueron votadas y aplaudidas unánimamente por los asociados y concurrentes al acto.

Luego de intensas consultas, y gracias a la clara intención de todos los factores políticos de alcanzar ese objetivo, se definió el nuevo liderazgo de la Organización Sionista Argentina (OSA), y en la persona de compañeros de nuestro movimiento. Tenemos, en consecuencia, la grata tarea de felicitar a las nuevas autoridades, entre otras, como presidente, al ingeniero Manuel Junowicz y ocupando la vicepresidencia primera, al Sr. Rafael Kurzrok. La composición de dicho órgano se completa con más compañeros de nuestro movimiento, como a su vez de todos los factores, y partidos políticos de la comunidad, que también se encuentran representados en los cargos que asumen, todos de extrema importancia; lográndose una vez más una mesa de representación integral y participativa.


La elección de javerim de nuestro partido representa el reconocimiento del trabajo que viene realizando Avodá de Argentina como partido sionista de larga trayectoria. Eso no hace menos que confirmar el compromiso con la comunidad, resaltando siempre los valores de continuidad, pluralismo y unidad, que enaltecieron todas las conducciones hasta la fecha con clara premisa en la centralidad del Estado de Israel. También corresponde felicitar y reconocer la gestión anterior por parte de Carlos Frauman e Ignacio Omsky (como presidente y vicepresidente respectivamente), también compañeros de Avodá y al resto de la comisión que culminará con esa importante labor.

Rosh Hashaná, el año judío


Por Moshé Korin

El año judío representa, esquemáticamente, la vida y la esencia del judaísmo de todos los tiempos. Es un mapa que nos indica cuándo y cómo los judíos se alegran, se apenan, festejan, rememoran.


Según los talmudistas los preceptos (“Las Mitzvot”), que ordenan la vida judía son 613. Explicaron la presencia de este número porque en él se suman dos elementos: 248 – las partes del cuerpo, 365 – los días del año, que suman 613. Es decir: todo el cuerpo, en todo el año. Todo el ser, en todos los días.

El judaísmo es, en efecto, una práctica de vida en la que, lo excepcional (los días sobre –salientes, los días festivos) no hacen más que ratificar lo ordinario, lo cotidiano. Todos los días hay que ser justo. Todos los días hay que agradecer por la existencia. Todos los días hay que esperar y hacer algo por un mundo mejor, un mundo más justo, más vivíble en armonía. Todos los días cabe buscar un remanso de paz interior y exterior. Todos los días hay que liberarse de ídolos y fetiches.

Los otros días, los días fuera de serie, los días festivos, empezando por Rosh Hashaná, el año nuevo, tienen como función despertar la conciencia frente a lo no realizado, alertar el ánimo, agudizar los sentidos, afirmar la sensibilidad.

El judaísmo es una teoría de la educación, para que arribemos a ser lo que aún no somos totalmente: humanos.

A raíz de los acontecimientos que se sucedieron últimamente en Israel, en muchos otros países y también en la Argentina podemos decir que, lo que hoy está ocurriendo aquí es una más de las dignas respuestas que se renuevan a través de 3500 años de memoria judía, a la que agregamos 518 años de memoria americana y argentina.

Es esta una forma muy peculiar de oponerse a aquellos que maquinaron, y maquinan también, hoy en día la parálisis y la muerte de nuestra vida como seres humanos, como judíos, como ciudadanos del mundo, aquí, en Argentina, en Israel y en otros países.
¿Pero por qué los antisemitas fanáticos, los fundamentalistas de cualquier signo, siempre han fracasado en sus intentos por destruir el espíritu judío, la voluntad judía por vivir?

¿Será porque ser judío significa estar imbuido del espíritu de solidaridad?

Desde la antigüedad hemos rezado en “minian”, es decir, en comunidad y estudiando textos sagrados juntos. Cuando los romanos destruyeron el Segundo Templo y convirtieron a miles de los expulsados en esclavos, llegaron, por millares, contribuciones para comprar su libertad, enviadas por judíos del otro lado de la Cuenca del Mediterráneo.
La redención de los cautivos se extendió a toda forma de opresión y penetró la conciencia judía. Para los judíos, la solidaridad es una expresión de amor. Los fanáticos prefieren alimentar el odio.

¿Será porque ser judío significa creer que podemos dar forma a nuestro destino evidenciando, a través del ideario sionista, como bien lo definió Elie Wiesel, sobreviviente de la Shoa y Premio Nobel de la Paz, por el épico y heroico renacimiento del Estado de Israel?

¿Será porque ser judío significa, como lo explicaba el Profesor Ishaiau Leibovitz, biólogo, matemático y filósofo en Jerusalem? - El decía que ser judío es también pertenecer a la primera comunidad humana que alabó a sus críticos. Pues, los profetas bíblicos, como Eliahu, Ishaiahu y Amós entre otros, denostaron y denunciaron a los reyes y sacerdotes corruptos.

En consecuencia, obtuvimos el coraje para reconocer y hacernos responsables de nuestras debilidades. Los fanáticos, los fundamentalistas, los nazifacistas, no pueden tolerar la crítica.

¿Será porque ser judío significa estar abierto a las preguntas?
En el Seder de Pesaj, el niño formula las Cuatro preguntas antes de que la historia pueda ser narrada. Las preguntas estimulan el pensamiento y el conocimiento. Los fanáticos no preguntan, obedecen. Los fanáticos, los fundamentalistas, tienen una sola verdad, la suya.

¿Será porque ser judío significa como lo trata de definir Woody Allen en un conocido reportaje a propósito de su película “El Testaferro”, hace unos años, donde dice que los judíos desarrollamos la mecánica de enfrentar la pena y la humillación con cierto sentido del humor?
El humor, como acota Woody Allen, nos ayudó a levantarnos por encima de las tiranías, a humanizar a nuestros enemigos y a reconocer nuestras debilidades. Los déspotas, los dictadores, los tiranos, desconfían del humor y por lo tanto temen al judío y tratan de eliminarlo.

Podríamos intentar rescatar como define Martín Buber en la introducción hebrea a su recopilación de cuentos jasídicos, quien dice:
-“Ser judío significa amar la cultura, la tradición y sus símbolos primigenios: La palabra hablada y escrita, la melodía y el arte”.
Y continúa:
-“Los judíos transformamos a las palabras sagradas -La Torá- nuestra tradición, y nuestra cultura, en una patria portátil, asegurando así la unidad histórica de nuestro pueblo”.

Así que, por consiguiente, seamos laicos o místicos, conservadores o liberales, científicos o educadores, todos llevamos en nuestro ser más íntimo el amor por las palabras, por la educación, por el arte y por la cultura, es decir, por vivir en kehilá, en comunidad.
Y con respecto al futuro, quisiera relatarles un pequeño cuento de un zeide (abuelo) con sus nietos:
“Cuando los nietos eran pequeños vivían fascinados por los conocimientos del zeide; él tenía la respuesta adecuada para todo y no había cosa que no conociera.
A medida que los niños fueron creciendo empezaron a darse cuenta de que hay cosas que el zeide no sabía.
A veces se equivocaba y dudaba, pero le costaba reconocerlo. Los niños decidieron ponerlo en una situación de prueba y demostrarle fehacientemente que también él podía equivocarse.
Atraparon una mariposa en un puño y corrieron hacia el abuelo con la seguridad de lograr su objetivo.
-Zeide, adivina ¿qué tengo en el puño?
-Sin duda una mariposa, hijo, contestó sin titubear.
La respuesta del abuelo descolocó a los jovencitos, pero inmediatamente se recuperaron formulando una pregunta mucho más complicada y comprometida:
-Es verdad, Zeide, tenemos una mariposa, pero ahora dinos: ¿Está viva o muerta?
El abuelo, sin vacilar, le contestó con tranquilidad:
-Eso, mis hijos, mis nietos, depende de ustedes”.

Quizá la tradición, Medinat Israel, lo que está sucediendo hoy aquí en nuestra comunidad, pueda homologarse a una “mariposa”. Si así fuera - ¿Permitiremos que los problemas, las dificultades, las frustraciones, detengan su vuelo, apaguen sus colores y replieguen sus alas? ¿O tendremos juntos, en comunidad, la fuerza necesaria de inaugurar y recrear, a pesar de las contingencias y adversidades, con ingenio e imaginación, un vuelo nuevo que nos permita crecer y revolotear rumbo al sol? La respuesta del zeide queda también abierta para cada uno de nosotros, desde el lugar en que nos involucra nuestro compromiso con la educación, con la cultura, es decir, convivir en comunidad.

Y para finalizar, quisiera compartir con ustedes un libro que he leído hace muchos años y que trataré de resumirlo en unas frases:
Uno de los nombres que más impactan en el mundo de las artes plásticas en Estados Unidos de la posguerra es Saúl Steinberg (1914-1999). También hay quien lo apodó El Padre del Humorismo Gráfico Moderno.
Nació en Budapest, viajó mucho y quizás su triunfo se debe a que visitó infinidad de países constantemente. El decía que su país, que su patria, abarcaba desde el este de Milán hasta Afganistán, eso marca la suma de identidades que tenía, hablaba siete idiomas: italiano, francés, Idish, hebreo, inglés y rumano y, por supuesto, el húngaro.
Estudió en Bucarest filosofía y después se trasladó a Milán y estudió arquitectura.
Estudiaba en una época altamente facista, día a día más antisemita y cuando fue a buscar el diploma de doctor en arquitectura, que se lo otorgó el Rey Victorio Manuel II, Rey de Italia, Rey de Albania, Rey de Etiopía y en el diploma decía: “Saúl Steinberg de raza hebraica”.

Mucho tiempo después escribió en su libro autobiográfico lo siguiente:
“El diploma era una especie de garantía que siempre podría ejercer la arquitectura, (a Saúl Steinberg le resultó muy emocionante que el diploma le fuera otorgado por el Rey). Pero, el artista plástico Steinberg sigue escribiendo: ”Victorio Manuel II, ya no es rey de Italia, tampoco es Rey de Albania y ni siquiera es Rey de Etiopía, y yo no soy arquitecto, lo único que queda es la raza hebraica”.
Reflexionando, pensando, dialogando, festejando y fundamentalmente creando, siempre nos vamos a encontrar!

Y para terminar podemos decirnos que: cuando un judío brinda, dice: LEJAIM, “Por la vida”, y cuando saluda a alguien, dice SHALOM, “paz”.
Así, pues, prosigamos con esta hermosa aventura que es la tradición, que es la transmisión, con las bendiciones tan sencillas y tan preciadas:
“LEJAÍM ULESHALOM!” - ¡POR LA VIDA Y POR LA PAZ!
“Shaná Tová Umetuká!”

Musulmanes radicales europeos

El especialista en Medio Oriente, George Chaya, se cuestiona acerca del avance de la comunidad musulmana con tendencias radicales en Europa y las medidas que cada país impulsa frente a la posibilidad de terroristas musulmanes de nacionalidad europea. Y advierte: “evitar el debate sobre la inmigración descontrolada, la integración y el fundamentalismo no será una solución que lleve por buen camino a las democracias europeas”.

La estrategia europea contra el yihadismo


Existe una tibia discusión en la mayoría de los países europeos sobre el impacto de la creciente inmigración musulmana. Aunque es evidente que el núcleo central del debate corre en desventaja en relación a la expansión del integrismo al otro lado del Atlántico, con ello no quiero decir que actualmente los EE.UU. estén mejor posicionados en esta materia. Pero la elite europea progresista acompaña el discurso del multiculturalismo con un debate demasiado primario, básico y simplista cuando la realidad indica desde hace tiempo que estas posiciones han naufragado en la correlación existente entre el Islam y el terrorismo. Aun así, ellos se empeñan en ignorar el yihadismo de cosecha propia que es más peligroso que el terrorismo importado. Este debate, sin lugar a dudas se ira debilitando y marcara el inexorable final de un precioso tiempo perdido, toda conclusión a la que se arribe en el, nos mostrara que tales políticas habrán llegado a un final decepcionante, ello a pesar de las marcadas y saludables diferencias existentes en la dirigencia europea, puesto que Merkel no es Zapatero, para suerte de los alemanes e infortunio de los españoles.


El terrorismo global y las estrategias europeas contra la “amenaza terrorista de los jóvenes musulmanes nacidos en Europa” van por caminos diferentes y pareciera no ser comprendido aun en su real magnitud por la dirigencia política, ni siquiera los británicos lo comprendieron cuando los buses de la English Company volaron en pedazos una mañana londinense llevándose la vida de varios de sus compatriotas en un ataque terrorista realizado por ciudadanos Británicos, puesto que los terroristas que lo ejecutaron eran nacidos en Gran Bretaña. Cabe entonces preguntarse ¿Cuál es la estrategia de lucha contra la segunda generación de yihadistas por parte de la elite política europea en su combate contra el terrorismo? Si para responder a esta pregunta tomamos el modelo Moratinos-PSOE la respuesta será lamentable, salvo casos aislados: No hay estrategia alguna. Los aspectos de mayor relevancia son abordados de manera inadecuada y resta un largo camino por recorrer antes de que podamos denominarla como una estrategia positiva en sí misma. Es por tanto impropio hablar de una estrategia europea de lucha cohesionada contra el radicalismo islamista pues cada país emplea diferentes estrategias que son la consecuencia de su historia, su marco legal, su experiencia previa con el terrorismo y, por supuesto, de la percepción que dispone de la amenaza.


La Unión Europea ha desempeñado un destacado papel intentando coordinar esfuerzos, sin embargo, se perciben importantes diferencias. Esto es visible en el plano de la política exterior con algunos países miembros que están directamente relacionados a la situación en Afganistán y Pakistán y por tanto deben asumir un compromiso directo con sus tropas sobre el terreno, mientras que otros son reacios a hacerlo. Pero también hay enormes diferencias en términos de políticas internas. Algunos países como Italia tienen una legislación dura que permite a las autoridades tomar medidas que serían inconcebibles en Alemania o Francia, por lo que me inclino en aseverar que todavía es incorrecto hablar de una estrategia de pleno derecho paneuropeo. También es justo señalar, que en gran parte y gracias a los esfuerzos de algunas instituciones existe una cooperación operativa rescatable de sus autoridades en distintos niveles de información entre los responsables políticos de varios países, con ello se pretende conducir a una homogeneidad creciente de políticas de lucha contra las practicas del terrorismo. Sin embargo, hay diferencias jurídicas, políticas y culturales que impiden la formación de una estrategia homogénea. Y ello es sumamente negativo.


Es de esperar que Bruselas establezca un marco general sólido donde cada país aplique su propia política de lucha contra el terrorismo, pero como base fundamental se debería tener un criterio global a nivel continental, es allí donde el sistema parece no estar funcionando bien, prueba de ello son las decenas de ataques que se han visto frustrados en los últimos años en varios países europeos o las humillantes negociaciones y pago de rescate a las que fue sometido el actual gobierno español a manos de yihadistas somalíes, para quienes secuestrar pesqueros españoles se ha convertido en un deporte nacional económicamente muy rentable, ya que disponen de impunidad y leyes débiles en cuanto a la sanción del delito. Aun así, nunca se han desarrollado conversaciones sobre la interrelación entre terrorismo integrista e inmigración ilegal en el PSOE cuyos funcionarios parecieran preocuparse más por las recepciones y fotografías con dictadores y líderes salafistas que para frustración de los ciudadanos españoles continúan hablando de recuperar Al Andaluz el día después de visitar La Moncloa.


Es evidente que hoy la amenaza para Europa es interna y de cosecha propia. En los años 1980 y 1990 muchos radicales entraron ilegalmente al continente y desempeñaron un papel clave construyendo redes que se mantienen activas en España, Inglaterra, Suecia, Alemania, Francia, Holanda y ahora también en Kosovo. A diario se observa sus militantes cometer destrozos en las calles de Paris o Estocolmo. También hay indicios de que algunos grupos terroristas se han involucrado de diversas maneras en el contrabando de inmigrantes ilegales hacia Europa y utilizan las ganancias que ello genera para financiar sus actividades terroristas.


En la mayoría de países europeos gran parte de individuos involucrados en actividades terroristas de inspiración yihadista son hijos: “de segunda y de tercera generación” de inmigrantes musulmanes, a ello hay que sumarle un número en ascenso de conversos europeos y un dato no menor es que todas estas personas disponen de pasaportes comunitarios, por lo que un control responsable de las fronteras es muy necesario. Pero los europeos estarían engañándose a si mismos si piensan que todo se trata de una amenaza externa o de un problema de control fronterizo. La amenaza real para la Europa actual es interna y se manifiesta en la “segunda y tercera generación de yihadistas con la que inexorablemente ya convive dentro de sus propias fronteras”.


Las autoridades europeas creen que la amenaza más sensible es la que proviene de células externas, pero no deberían descuidar a ciudadanos titulares de pasaportes de la comunidad que se radicalizan en alguna ciudad europea y a continuación viajan a lugares como Pakistán, Somalia o Yemen; entrenan allí, obtienen formación y luego viajan de regreso a Europa utilizando sus pasaportes europeos legales con lo que entran sin llamar la atención.

La realidad indica que el continente europeo tendrá que enfrentarse, tarde o temprano al aumento de su población musulmana como una cuestión central en relación con su identidad cultural, social y política. Ello traerá aparejada una tendencia que dará lugar a divisiones étnico-religiosas entre los musulmanes y el resto de las religiones, esto es inevitable en el mediano plazo para Europa y equivale a revivir las antiguas divisiones que generaron conflictos en los siglos pasados, es un tema muy sensible y debe ser abordado con responsabilidad si se quiere evitar males mayores.


Algunos comentaristas y dirigentes políticos han manifestado descreimiento sobre el terrorismo como un fenómeno superlativo y prefieren ubicarlo dentro de cuestiones reivindicativas. Esto es un gravísimo error de apreciación, la yihad global no es sino es la punta de un gran iceberg y la manifestación visible de un problema ideológico mucho más profundo, es una ideología puesta en acción cuyos criterios son absolutamente incompatibles con la democracia Occidental.

Pero el mayor problema del terrorismo yihadista es que adquiere el disfraz del Islam como religión, usurpando así la fe de muchos musulmanes en mezquitas y organizaciones de caridad, esto es lo que ingenuamente no comprenden muchos europeos. Esa semilla que se expande en su continente es una ideología que claramente debe denominarse “islamismo yihadista”. Hay indicios inequívocos de que los musulmanes se niegan a ser parte integral de las sociedades modernas europeas precisamente porque en sus mezquitas se lo impiden y existen sobradas razones para decir que el islamismo tiene poco que ver con la democracia. Si usted consulta uno por uno a muchos musulmanes que viven en Europa, ocho sobre diez le dirán en privado que no apoyan la violencia integrista, pero no encontrará la misma respuesta en una mezquita delante del Imam. Si este problema continúa, las cuestiones culturales e idiosincrásicas así como las divisiones existentes entre la inmigración y la cultura europea no se corregirán en la segunda y tercera generación de descendientes, por tanto, el tema de la integración es complejo. Si la ideología que gana terreno es la islamista, ello será perjudicial para el futuro de la diversidad étnica y religiosa de las sociedades europeas.


Muchos políticos, académicos y periodistas continúan estimulando la necesidad de imponer el modelo multicultural de integración que, en mayor o menor medida se ha aplicado en toda Europa en el pasado, ellos sostienen que el multiculturalismo debe implicar el tratamiento de las personas por igual a pesar de las diferencias, eso suena razonable en cuanto los derechos de las personas que observan sus obligaciones en las sociedades en que viven. Pero una gran mayoría de ciudadanos europeos creen que las conductas problemáticas nacen y se amplían desde el seno mismo de las comunidades musulmanas, y ello no porque la gran mayoría de los musulmanes lo desee o adhiera el radicalismo militante, sino por las presiones y el espacio que han ganado los radicales dentro de sus comunidades. Y este pensamiento de los europeos no debe ser considerado racista ni islamófobo pues tienen fundadas razones para pensar de esa manera, mas aun si nos remitimos a los sucesos de Atocha y Londres y debe ser visto en el marco de un primer paso necesario hacia la creación de sociedades cohesionadas y armoniosas.


Mayoritariamente los ciudadanos europeos consideran, con razón, que el deseo de defender y preservar su cultura no es un signo de intolerancia o nacionalismo. Al mismo tiempo, los europeos deben hacer un esfuerzo y reconocer que deben redefinir su concepto de ciudadanía. A diferencia de América, Australia y Canadá, no pocos países de Europa han sido capaces de desarrollar un sentido de ciudadanía separado de su identificación, tanto de factores seculares, étnicos o de sus creencias religiosas. Si bien es fácil llegar a ser ciudadano estadounidense, la verdad es que no lo es tanto para algunos inmigrantes, sobre todo si no son blancos para ser aceptados como americanos de pleno derecho, tal vez en estas realidades deberían centrar sus políticas los españoles o los franceses.

Lamentablemente las cuestiones relacionadas con la integración y el radicalismo han sido ignoradas o minimizadas demasiado tiempo por la dirigencia política europea. Tradicionalmente las izquierdas lo hicieron desde su creencia en el marco de la multiculturalidad. En tanto que la derecha se abstuvo de hacer frente al problema ya sea por corrección política o por ubicarse en posiciones edulcoradas de “centroderecha” por el temor a perder votantes musulmanes, por cierto un electorado cada vez mayor y que generalmente ha evitado en gran medida los partidos conservadores y de derechas. El resultado de esto ha sido negativo y favoreció el avance de los partidos anti-inmigración de diversa naturaleza, desde los nacionalistas extremos como el Frente nacional francés hasta las fuerzas autonomistas como la Liga del norte italiana que han venido a llenar ese vacío no por ser mejores a los demás partidos políticos, sino por que no han esquivado el debate realista en materia de inmigración y yihadismo, por el contrario, los han situado como temas centrales en sus agendas. Por eso no debe sorprender que muchas de estas fuerzas políticas hayan obtenido resonantes resultados electorales.
Es difícil proyectar lo que sucederá en los próximos años. Pero evitar el debate sobre la inmigración descontrolada, la integración y el fundamentalismo no será una solución que lleve por buen camino a las democracias europeas.


Por la memoria

Con el fin de contrarrestar el aumento de antisemitismos y la negación del holocausto, Marshall Breger, ex funcionario de la Casa Blanca, organizó un viaje con líderes musulmanes a varios campos de concentración. “Ningún musulmán en su sano juicio, hombre o mujer, debería negar el Holocausto. Cuando usted recorre los senderos por los cuales otros fueron llevados a las cámaras de gas, para morir, ¿cómo es posible que alguien pueda negar evidencias físicas, es algo que está más allá de toda duda?”, escribió uno de ellos.

Dachau y Auschwitz, dos escenarios ineludibles para aprender sobre el Holocausto y rendir homenaje a sus víctimas.

CRACOVIA (CJL) - En un viaje que se llevó a cabo del 8 al 10 de agosto, líderes musulmanes americanos visitaron los campos de concentración de Dachau y Auschwitz invitados por Marshall Breger, un judío que se desempeñó como alto funcionario de la Casa Blanca durante las presidencias de Ronald Reagan y George H. Bush. El ex funcionario organizó al contingente con el fin de contrarrestar el aumento notorio del antisemitismo y la negación del Holocausto que se registra en los últimos años a nivel mundial.

A su regreso, los activistas musulmanes se mostraron conmovidos por la vivencia y Mohammed Magid, Iman y director a cargo de la organización "All Dulles Area Muslim Society", escribió un artículo en la revista musulmana "Islamic Horizons" sobre la negación del Holocausto. "Ningún musulmán en su sano juicio, hombre o mujer, debería negar el Holocausto. Cuando usted recorre los senderos por los cuales otros fueron llevados a las cámaras de gas, para morir, ¿cómo es posible que alguien pueda negar evidencias físicas, es algo que está más allá de toda duda?", cita un párrafo del mismo. Ver las ruinas de ese pasado nefasto no se compara con la lectura del tema o el sin fin de especulaciones al respecto. Sin duda las honestas reacciones que tuvieron los visitantes demostraron que el viaje fue un intento importante para la educación, el entendimiento y un posible cambio de actitud.

Fuente: http://www.congresojudio.org.ar

Hamás desarrolla cohetes de avanzada

Según un informe israelí, la organización terrorista Hamás ha completado los ensayos sobre un cohete de avanzada con un alcance de casi 80 kilómetros que podría llegar hasta la ciudad de Kfar Saba, al noreste de Tel Aviv. Según los expertos, Hamás tendrá la capacidad para fabricar dichos cohetes en tan sólo unos meses.

Informe: Hamas tiene cohetes que alcanzan el centro de Israel


La organización terrorista Hamas ha completado una serie de experimentos sobre su cohete de avanzada Fajar, que tiene un alcance de casi 80 kilómetros y puede ser dirigido a la ciudad de Kfar Saba, al noreste de Tel Aviv, según expertos.
En pocos meses, Hamas tendrá la capacidad de comenzar a fabricar dichos cohetes, asegura un informe de Yediot Ajaronot, publicado hoy martes.

Los progresos realizados por el grupo terrorista que controla Gaza en el plano de cohetes, son enormes si se tiene en cuenta que los originales cohetes tipo Qassam de Hamas, tenían un alcance de 1,5 km nada mas. Los cohetes de largo alcance del tipo Fajar-5 adquiridos por Hamás, habrían sido contrabandeados a la Franja de Gaza a través de la península del Sinai, según el informe del diario, que no cita a los expertos en cuestión.

Israel cree que los cohetes fueron desarrollados por los científicos que trabajan para la organización y para institutos de investigación ubicados en los países árabes de la región, que han estado trabajando sin descanso para reforzar el brazo militar de Hamas en Gaza.
Mientras tanto, Israel también está preocupado por la posibilidad de un acuerdo de armas que se estaría forjando entre Rusia y el Ejército sirio.

Los últimos informes dicen que el primer ministro Biniamín Netanyahu se comunicó con el presidente ruso, Vladimir Putin, y le pidió que frenara un acuerdo que proporcionaría a Siria con sistemas de armas avanzados.Israel teme que Hizboláh sería el destinatario final de los sistemas y puedan terminar usándolos en su contra.

Aumenta la presencia de Irán en la región

El responsable de las comunidades judías de América Latina del Ministerio de Relaciones de Israel, Rafael Eldad, sostuvo que la infiltración de Irán a Latinoamérica de la mano de Chávez genera mucha preocupación. Mientras tanto, en Bolivia, el presidente del Círculo Israelita de Bolivia, Ricardo Udler, expuso su malestar por las recientes declaraciones del mandatario Evo Morales en las que acusó a Israel de terrorista.


Para Israel, “Irán tiene malas intenciones en América Latina”

El gobierno de Israel transmitió su “preocupación por la infiltración iraní en América Latina” y alertó a los países de la región que la república islámica no tiene buenas intenciones. En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias, el responsable de las comunidades judías de América Latina del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, Rafael Eldad, aseguró que “la infiltración de Irán a América Latina de la mano de Chávez por supuesto genera mucha preocupación”. En tanto, el presidente del Círculo Israelita de Bolivia, Ricardo Udler, expresó su indignación por las recientes declaraciones del presidente Evo Morales en las que cargó contra el Estado de Israel al acusarlo de terrorista. Además, el dirigente indicó que llama la atención el crédito de 200 millones de euros que los iraníes otorgaron a Bolivia.

El gobierno de Israel transmitió hoy su “preocupación por la infiltración iraní en América Latina” de la mano del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y alertó a los países de la región sobre las falsas intenciones de la república islámica. En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN), el responsable de las comunidades judías de América Latina del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, Rafael Eldad, aseguró que “la infiltración de Irán a América Latina de la mano de Chávez por supuesto genera mucha preocupación”. “Sabemos que Irán no va a América Latina para llevar cultura sino para llevar cosas no tan buenas. Por lo que sabemos Irán tiene malas intenciones y este es un tema que se debatido y que se debe volver a hablar”, afirmó Eldad, ex embajador de Israel en la Argentina.

El diplomático realizó estas declaraciones en momentos que el ministro de Industria y Minería de Irán, Ali Akbar Mehrabian, realiza una gira por Sudamérica que se inició en Venezuela y que continuaba en Bolivia.Justamente la llegada del ministro israelí a La Paz coincidió con una fuerte declaración del presidente boliviano, Evo Morales, quien acusó a Israel de ser un país “terrorista”.En diálogo con AJN, el presidente del Círculo Israelita de Bolivia, Ricardo Udler, expresó su indignación por las polémicas afirmaciones de Morales, pero también transmitió su preocupación porque “cada vez que arriba un funcionario de Irán a Bolivia surgen comentarios contra Israel”.

“Estas declaraciones molestan en el sentido que cada vez que hay gente del gobierno de Irán surgen este tipo de declaraciones en Bolivia y que en este caso han salido del Palacio del Gobierno”, afirmó el dirigente comunitario.Asimismo, Udler confirmó que la llega del ministro iraní es para la entrega de un préstamo de 200 millones de euros para Bolivia.El dirigente aseguró que la comunidad “está pendiente de cualquier tratado de orden económico con la república de Irán por llama la atención este acuerdo de 200 millones de euros”.“Tenemos que ver que tipo de tratados son y que se hicieron ahora porque no hay demasiada información”, puntualizo Udler.

El dirigente desestimó que desde la comunidad se vaya a presentar algún pedido por las declaraciones de Morales, ya que “por el momento no hay ningún tipo de diálogo ni de acercamiento con el Ejecutivo”.“Una cosa es lo que piensa la comunidad y otra la repercusión que puede tener esta noticia a nivel internacional. En La Paz está el cónsul honorario de Israel en Bolivia, Roberto Nelkenbaum, quien es el encargado de transmitir estos comentarios a Israel”, explicó Udler.El ministro de Industria y Minería de Irán, Ali Akbar Mehrabian, ratificó el compromiso de Teherán de “desarrollar y afianzar sus relaciones bilaterales con Bolivia en todos los ámbitos”. El funcionario lo confirmó al arribar a La Paz en el marco de una visita oficial que también incluyó Venezuela.“Los presidentes de los dos países (Bolivia e Irán) están decididos a promover las relaciones mutuas de manera que pueda dar lugar a la apertura de un nuevo capítulo en la cooperación bilateral de las dos capitales”, aseguró Mehrabian, al arribar al aeropuerto de La Paz.

Fuente: http://www.prensajudia.com/shop/detallenot.asp?notid=21215

miércoles, 18 de agosto de 2010

Con la misma iniciativa de siempre

En una nota publicada hace algunos días en la Agencia Judía de Noticias (AJN), Eduardo Alberto Chernizki se refirió a las próximas elecciones de AMIA en abril del año que viene. Habló de lucha de poder en la interna comunitaria, de los diferentes acuerdos entre los factores políticos y se cuestionó por el poder de convocatoria de los partidos sionistas. “Es válido preguntarse qué están haciendo los factores ideológicos tradicionales, identificados con el movimiento sionista, en vistas de abril de 2011. Perdieron el poder de convocatoria que los distinguió en los años cincuenta y sesenta del siglo pasado”, enfatizó el licenciado.

Con referencia a lo dicho por Chernizki, Avodá de Argentina no demoró en dar su respuesta. “Los partidos sionistas, estamos trabajando en una labor de esclarecimiento en toda la comunidad ante los acontecimientos producidos en Medio Oriente y las manifestaciones antiisraelíes, claramente antisemitas, que se observan en el mundo”, señalaron las autoridades del partido.

Además, sobre la pérdida del poder de convocatoria dirigentes de Avodá dijeron: “No observamos que se haya perdido el poder de convocatoria, y prueba de ello son los actos de Iom Haatzmaut, y cualquier evento que se realice, incluso en los actos referidos a los atentados, en dónde los partidos sionistas han dado muestras de su convocatoria”.

En cuanto a las próximas elecciones en AMIA, las autoridades de Avodá enfatizaron en la importancia de la continuidad del proyecto por sobre la formación de alianzas. “El movimiento Avodá siempre fue amplio en la formación de ejecutivos, dirigiendo las instituciones centrales, con representantes de todos los movimientos. En este estado es prematuro y no observamos la necesidad de formar coaliciones y hablar de negociaciones resulta imprudente, cuando lo importante es el proyecto sobre el cual si estamos trabajando conscientemente para una Amia amplia, en la que se sientan representados todos los judíos que se sientan y vivan como tales”, destacaron.